Ya ha llegado el equinoccio de otoño al hemisferio norte y con él, comienza la temporada de Mabon. La festividad de Mabon viene de la época de los celtas y tenía como objetivo celebrar una de las cosechas del año. Era una festividad donde se daba gracias por los alimentos conseguidos, que ayudarían a sobrevivir en los meses más fríos del año.

Mabon es el último Sabbat de la fase luminosa. Esta fase durará hasta que llegue Samhain, donde ya se entrará en la etapa oscura. En este artículo te voy a explicar en qué consistía esa festividad y qué es lo que hacen las brujas en la actualidad para celebrar Mabon. También te contaré el origen del nombre de Mabon y su adaptación según las civilizaciones predominantes. ¡Es muy curioso cómo evolucionan las tradiciones!

Mabon

¿Cuándo se celebra Mabon?

Mabon se celebra coincidiendo con el equinoccio de otoño, entre el 22 y 23 de septiembre en el hemisferio norte, y entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio sur.

Es una de las fiestas de la cosecha del calendario mágico, donde se da gracias por los alimentos recogidos y la buena fortuna de las cosechas. Recordemos que el 1 de agosto en el hemisferio norte se celebra Lughnasadh (Lammas) y que el 31 de octubre se celebra Samhain, las otras dos festividades de la cosecha que tenía el calendario celta.

¿Cuándo es Mabon en el Sur? En el hemisferio sur, Lughnasadh tiene lugar el 2 de febrero y Samhain el 1 de mayo, completando así las 3 celebraciones de la cosecha, coincidiendo con la llegada del frío en ese hemisferio.

De la luz a la oscuridad, muerte y resurrección en Mabon

Mabon es el último Sabbat de la época luminosa, marcando así un fin y un inicio. Además, la fecha de su celebración no es casual, ya que coincide con el momento del año en el que el día y la noche duran lo mismo, 12 horas. Es el equilibrio perfecto y el comienzo de una etapa muy poderosa.

A nivel espiritual, esto se traduce en el momento ideal para hacer recopilación, reflexión y desprendernos de las cosas que ya no nos sirven. Fíjate en los árboles en esta época, sus hojas mudan, se ponen marrones y se caen para prepararse para el invierno y renacer más fuertes en la etapa luminosa. Es adentrarse en la muerte para renacer que, aunque suene dramático, tiene muchas interpretaciones y aplicaciones en la vida de una bruja.

Origen de Mabon

mabon maíz calabazas

La festividad de Mabon siempre ha girado bajo los mismos conceptos de otoño, cosecha, banquete, comida opípara, cornucopia y abundancia. El pueblo celta celebraba Mabon con banquetes para compartir la abundancia con los suyos y agradecer a la Tierra sus frutos. De esta manera, el Dios y la Diosa estarían conformes y ofrecerían sus bendiciones para el invierno, los meses más duros del año.

La cosecha de otoño es muy importante porque servirá para guardar para los meses de invierno. Se almacenaban especias, hierbas y hortalizas de temporada. También se revisaban y se preparaban las cosechas para su recogida en Samhain y se daba gracias a la Tierra por su trabajo, dejándola descansar.

Durante toda la historia se han celebrado fiestas parecidas a Mabon, como las Fiestas de la Cosecha, los Días del Banquete, Acción de Gracias, la vendimia, la Fiesta de Avalon, la Búsqueda del invierno de los Teutones, el festival judío de la cosecha o las Fiestas Bacanales de Roma, entre otras muchas festividades. Como ves, en la antigüedad la cosecha de otoño tenía mucha relevancia y se respetaba y veneraba todo lo que tenía relación con esta fecha.

En la actualidad ya no le damos mucha importancia al origen de nuestros alimentos, a pesar de que siguen viniendo de una cosecha bendecida por los dioses. Por eso es importante dar las gracias por los frutos de la madre Tierra y por el esfuerzo de los trabajadores que hacen posible que tengamos buenos alimentos.

El Haleg-Monath, el primer Mabon

Fíjate qué curioso que Mabon, que se pronuncia como ‘maybun’, no siempre se ha llamado así.

Los celtas llamaban al mes de septiembre Haleg-Monath, que significa “mes sagrado”. Para ellos, todo el mes era importante. Durante Haleg-Monath, se realizaban rituales en los bosques mediante libaciones a los árboles. Esto consistía en ofrecer a los árboles mediante aspersión (salpicar como cuando bendices) diferentes líquidos como vino sin mezclar, leche, miel o hidromiel, aceite y cerveza entre otros. Se cree que se derramaba sangre de buey cerca de los árboles para favorecer su crecimiento.

¿Por qué hacían esto? Para hacer una ofrenda a los Dioses y las Diosas. Los druidas celtas vertían o salpicaban estos líquidos sobre el tronco o la tierra circundante a los árboles. Recordemos que los bosques eran sagrados para los celtas. A algunos árboles, como al roble, se les atribuían poderes mágicos de adivinación o fertilidad.

El origen del nombre de Mabon es reciente. Llamar así a esta festividad se le ocurrió en los años 70 a Aidan Kelly, un estudioso del neopaganismo con gran interés en la Wicca. Él también fundó en San Francisco la New Reformed Orthodox Order of the Golden Dawn, orden asociada a la brujería.

Aunque la elección del nombre de Mabon no suena muy mística, se hizo para darle mayor identidad a esta fiesta, con la solemnidad que merecen estas fechas. Así, se le otorgaba un sentido más céltico y no se le llamaba simplemente “fiesta de la cosecha” o “mes sagrado”. Ahora te explico un poco mejor el significado de Mabon y su origen.

Mabon, hijo de Modron

Se eligió Mabon como nombre para esta festividad celta porque ese nombre viene de Mabon ap Modron o Mabon, hijo de Modron, un personaje de la Mitología Céltica Galesa, conocido como el “hijo divino”. Modron es la “Gran Madre” en galo. Por lo que sería el hijo divino de la Gran Madre. Su veneración era especialmente importante en el norte de la actual Gran Bretaña, siendo considerado el dios de la caza, de la pesca y de la juventud.

La leyenda también cuenta que Modron, la Gran Madre Tierra, dio a luz a Mabon en el equinoccio de otoño. Pero a este lo raptaron a los 3 días, dejando a Modron con una gran pena que vio reflejada en las hojas de los árboles, que cambiaban de color a marrón.

El nombre de Mabon ha aparecido también en la literatura galesa como un personaje artúrico menor y como héroe en otros relatos. En la actualidad es un nombre de varón de la zona de Gales. Tiene sentido que se eligiese el nombre de Mabon para la festividad de la cosecha de otoño, por su implicación con la Gran Madre y con la pesca y la caza.

Mabon y el cristianismo

Como ya te he contado en los artículos de otros Sabbats como el Samhain, Mabon también fue una fiesta que experimentó un intento de cristianizarse para eliminar lo pagano e imponer la religión cristiana en los pueblos celtas.

Esto ocurrió durante la Edad Media en Europa, cuando se intentó relacionar la fiesta de la cosecha de otoño con el Arcángel Miguel, llamando a la festividad “Michaelmas” o fiesta de los arcángeles y celebrándola el 29 de septiembre.

Mabon y los antiguos griegos

la vuelta de perséfone
El retorno de Perséfone, de Frederic Leighton,

Mabon en la mitología griega también tenía su homóloga. ¿Recuerdas la historia de Modron y el rapto de su hijo Mabon? Pues a la diosa griega Deméter (diosa de la cosecha) le pasó lo mismo. Su hija Kore (luego conocida como Perséfone) desapareció un día que estaba recogiendo flores (raptada por Hades) y la pena de Deméter fue tan profunda que las cosechas se secaron, la tierra dejó de ser fértil y todo lo verde pasó a ser marrón. Los cultivos murieron y muchas personas pasaron hambre.

Al final, la diosa Deméter y Hades llegaron a un acuerdo, en el que Perséfone pasaría medio año en la Tierra con Deméter y medio año en el infierno con Hades. Por eso en los meses de invierno, la tierra es marrón y triste, al igual que Deméter está triste por no ver a su hija.

Pues todo esto es lo que se celebra en los misterios eleusinos dos veces al año en Grecia. Se dice que se celebraban fiestas privadas en otoño para celebrar el descenso de Perséfone a los infiernos y en primavera para celebrar que Deméter y Perséfone volvían a estar juntas.

Mabon, el segundo festival de la cosecha

Hemos visto que la cosecha jugaba un papel fundamental en las culturas y creencias de los pueblos antiguos. Si la segunda cosecha iba mal, podía significar que el invierno sería muy duro y se pasaría hambre. Por eso se encomendaban a los dioses y diosas de la tierra y la cosecha, para pedirles su ayuda y su bendición y dar gracias por los frutos recogidos.

¿Cómo se celebraba Mabon? Rituales y costumbres

Como te he comentado, en Mabon los druidas realizaban libaciones a los árboles, pero, ¿qué más se hacía durante Mabon?

  • Se celebraba la abundante cosecha con un gran festín para compartir con la familia. Normalmente se servían vegetales, granos como el maíz (que simboliza la abundancia y el Sol) y fruta de temporada.
  • La bebida también era copiosa durante Mabon, en especial la que se fabricaba con frutas como el vino, el zumo de bayas y la sidra.
  • Las mesas del banquete de Mabon se decoraban con elementos otoñales y con las famosas cornucopias.
  • Era costumbre decorar las granjas y las casas con elementos de la cosecha, como espigas, guadañas y ramas, elementos comunes de esta época del año.
  • Se tomaba un manojo de trigo de la cosecha, se le daba forma de muñeco y se guardaba para la siguiente cosecha, donde lo enterrarían para devolverle el favor a la tierra.

Mabon y las brujas

Y ahora, ¿cómo celebran Mabon las brujas?

Para cada bruja, Mabon puede tener su significado particular. Algunas, dan las gracias a la naturaleza por todos los frutos y por todas las oportunidades. Otras, aprovechan para realizar actividades mágicas e introspección.

La Madre se encuentra en su fase de Anciana y se prepara para la etapa de Doncella. El Dios morirá eventualmente y todo seguirá su ciclo de muerte y vida.

Hay brujas que sienten una especial sintonía con el agua y aprovechan para meditar con calma cerca de una fuente de agua, ya sea un río, un lago o incluso de un recipiente con agua. El objetivo de esta meditación es canalizar hacia el agua todo lo gastado, lo acaecido y lo viejo, para recibir lo nuevo, lo energizado y el futuro.

A continuación, te explico con mayor detalle cuáles son los elementos de Mabon y qué puedes hacer durante esta época del año.

Elementos de Mabon

elementos de mabon

Los elementos de Mabon son preciosos, con unos colores cálidos y que recuerdan al hogar:

  • Los colores de Mabon son el rojo, el dorado, el amarillo, el ocre, el marrón, el violeta y el naranja. Todo lo que te recuerde a los árboles de hoja caduca, a las cosechas y a la fruta de temporada.
  • La cornucopia a rebosar de frutos de temporada es el símbolo estrella de esta festividad. Significa la abundancia.
  • El maíz, las patatas y el trigo son elementos de la cosecha muy importantes en Mabon.
  • Las manzanas son una fruta muy venerada en Mabon y representan la inmortalidad. Las calabazas empiezan a verse en esta temporada y las uvas también son fruta de esta temporada.
  • En Mabon se recogen hierbas como la salvia y la madreselva.
  • Los frutos secos por excelencia de la temporada de Mabon son las nueces,
  • Los árboles cipreses, el avellano, el álamo, el sauce y el pino se veneraban en esta época.
  • Se ambienta las estancias con incienso y aceites esenciales de sándalo, entre otros.
  • Si quieres usar velas, elige las que sean blancas, verdes, rojas, naranjas o marrones. O velas de cera de abeja.

El altar en Mabon

mabon cornucopia

¡Hacer un altar en Mabon es muy fácil! Además de divertido.

Necesitarás un tapete de algún color de la temporada. A mí me gusta elegir el morado, por su significado místico y el contraste con el resto de elementos del altar.

Una cornucopia sería ideal, pero, si por razones obvias no tienes una, basta con poner un cuenco o una cesta de mimbre con fruta de temporada fresca. Este es el elemento central del altar, simbolizando la cosecha y la abundancia. Las calabazas, los frutos secos como las nueces y las mazorcas de maíz te servirán para conectar con la Diosa.

Puedes darte una vuelta por un parque, por el campo o por un bosque cercano para recoger alguna hoja, piña de pino o bellota para decorar tu altar. También sirve si puedes conseguir espigas de trigo o flores de temporada si te apetece.

Las velas de tu altar pueden ser de los colores de la temporada, de color marrón, naranja o rojizo para atraer al dinero, la salud y el futuro positivo. Si se te da bien grabar runas, puedes dibujar las runas del dinero o la salud en las velas para mayor fuerza.

También sirve poner una vela blanca y otra de color negro para simbolizar el equilibrio de esta época del año, la etapa luminosa que acaba y la etapa oscura que comienza, la vida y la muerte.

¿Qué puedes hacer durante Mabon?

mabon hojas de colores

Además de preparar tu altar, durante la época de Mabon puedes hacer muchas cosas. Seguro que alguna actividad de las que te voy a enumerar a continuación te parece interesante.

  • Aprovechando tu altar, puedes realizar un ritual sencillo de agradecimiento por todas las cosas que han llegado a tu vida, a la vez que dejas ir los pensamientos y costumbres que ya no te hacen bien. Si te ayuda, puedes expresar en voz alta tus pensamientos o escribirlos en un papel, que quemarás en la vela de Mabon (la de color rojo, naranja o café). Recuerda tener cuidado con el fuego.
  • El agradecimiento también puede ser a la naturaleza y a todos los frutos que hemos disfrutado.
  • Sal a pasear a un parque, al campo o a un bosque. Disfruta del cambio de estación y observa la naturaleza y sus variaciones. Puedes aprovechar para meditar un rato si te apetece.
  • Puedes crear tu propia muñeca de maíz o de trigo, atando con cuerdas las hojas o las ramas en forma de muñeca. Esta muñeca simboliza a la Diosa y la deberás guardar hasta el siguiente Mabon. Al año siguiente, debes quemar con mucho cuidado esta muñeca como símbolo de renovación, de dejar ir lo antiguo y de comenzar una nueva etapa.
  • Otra de las cosas que hacían los pueblos antiguos y que puedes realizar si se te da bien tejer es preparar tu propia ropa de abrigo con lana.
  • Si tienes un jardincito o te gusta plantar cosas, ahora es buen momento para plantar las semillas que nacerán en Ostara, en la primavera. Pueden ser de frutos, de verduras o de flores.
  • Otra manera de liberarse de lo que ya no necesitamos es ir a donar ropa y libros. Nosotras nos deshacemos de las cosas que nos estorban y otra persona recibe algo que necesitaba.
  • Si quieres compartir Mabon con tus seres queridos, probad a hacer un banquete. Que cada uno cocine un plato y disfrutad de la comida y la abundancia, sin olvidar dar gracias a la Madre Tierra por su bondad.

Ritual de Mabon

Mi ritual de Mabon favorito es caminar por la naturaleza. Por desgracia donde vivo no tenemos bosques extensos o parques enormes, pero tenemos campos de cultivo entre los que se puede pasear. ¿Y qué mejor que ir a un campo de cultivo a disfrutar de un paisaje otoñal en plena cosecha?

Me gusta dar una vuelta y respirar el aire otoñal, que ya no es cálido y asfixiante como en verano. Todo se vuelve marrón y amarillo, se escuchan bandadas de pájaros que van y vienen. Algunas vienen aquí a pasar el invierno y otras se van a tierras más cálidas.

Si puedo, recojo alguna que otra hierba que me pueda servir. Y, si tengo suerte, ha llovido y los olores de Mabon se intensifican, dándole al ritual un toque más mágico y solemne. La verdad es que no puedo dejar de emocionarme cuando llega Mabon, porque significa que Samhain está al caer y esa es mi celebración favorita del año.

Y tú, ¿qué haces para celebrar Mabon?


Zoe

¡Hola! Soy Zoe Renne Revilois pero puedes llamarme Zoe. Si tuviera que definirme en unas pocas palabras diría que soy una joven escritora, con ganas de acaparar todo el conocimiento posible. También soy una bruja. De las buenas. Y quiero compartir las cosas que sé sobre el mundo mágico. Espero que el contenido de este blog te parezca interesante.¡Feliz Lectura!

1 comentario

Maria · 20 de septiembre de 2022 a las 8:56 am

Gracias Zoe, por compartir tus conocimientos y tu experiencia. Me encanta y me siento muy muy identificada con todo lo que expresas. ❤️🙏

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad